Seleccionar página

Cerrajeros 24 horas
Querer abrir una ventana y descubrir que no cede puede resultar un problema. Las razones por las cuales las ventanas pueden atascarse son diversas. Por ejemplo, el marco de madera que rodea la ventana podría haberse abultado por la humedad o la pintura podría haberla tapado. La buena noticia es que existen algunas técnicas efectivas y no tendrás mayor problema.
Las ventanas son una estructura importantes en los hogares porque nos brindan iluminación y ventilación lo cual son necesarias, tanto a nivel funcional como estético y su utilización viene desde tiempo remotos, por ejemplo, hace mucho tiempo atrás, las ventanas se denominaba fenestra ó “finistra”, de forma idéntica a como se llama, actualmente en latín y en griego. Es necesario destacar, que esta estructura que hoy conocemos como ventana, fueron diseñadas por los romanos.
Te gustara saber que existen herramientas sencillas y muy poco complicadas que puedes utilizar para abrir una ventana atascada. Es más fácil de lo que crees.
Pasos para abrir una ventana atascada
Luego de leer este Articulo, no necesitaras llamar al cerrajero para que realice un trabajo tan sencillo como este. Abrir una ventana atascada será un problema menos en tu vida, solo debes seguir los siguientes pasos. ¡Conviértete en un experto!
Paso 1. Inspecciona la ventana
Es momento que la observación haga de las suyas, inspecciona con la vista absolutamente toda la ventana, tanto desde el interior como del exterior, esto te lo indicamos porque muchas de las ventanas, en algunas ocasiones son solo decorativas, que es menester que esté cerradas todo el tiempo. La mejor manera para saber es: si no tiene bisagras o es de un solo paño y no tiene el espacio necesario para deslizarse, si ese es el caso, no la podrás abrir.
Paso 2. Asegúrate que la ventana no esté sellada
Debes inspeccionar que el seguro de esta no este colocado, o en tal caso que tenga dispuesto algún lado una trancadera, por igual cerciorarte que la ventana no haya sido pintada y por ende este sumamente ajustada al marco.
Paso 3. Lima el área de la pintura que sella la ventana
Remueve la pintura seca con una lija, en ocasiones se acumula entre el paño y el marco. Quizás con este sencillo paso se liberará la ventana y te permitirá abrirla.
Utiliza una hojilla de afeitar para delinear el borde donde se unen el paño y el marco de la ventana. Hecha un vistazo, tal vez debas revisar la parte exterior, para asegurarte que la ventana no esté sellada con pintura por ambos lados.
Paso 4. Introduce una espátula delgada entre el paño y el marco. Mueve la espátula ligeramente para quitar la pintura seca que haya.
Paso 5. Con tus manos empuja la ventana
Intenta aflojar cada lado de la ventana a la vez. Mueve cada esquina para ver si cede. Prueba con aplicar presión en la ventana para abrirla poco a poco.
Paso 6. Utiliza una pata de cabra (palanca)
En última instancia, utiliza una pata de cabra para abrir la ventana aplicando fuerza. Coloca un pequeño bloque de madera preferiblemente o algún otro objeto, en el marco de la ventana para suministrar un punto de apoyo que te ayude a hacer palanca. Con mucho cuidado, aplica presión para abrir la ventana con la pata de cabra.
Con estos sencillos pero efectivos paso, no abra ventana que no ceda o que se niegue a abrir. Es importante que al momento que escojas un método para abrir la ventana, tengas todos los utensilio que necesitas para llevar a cabo el trabajo, sin lastimar tus mano.

[Total:4    Promedio:2/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies